Agustina Gorzelany fue una de las figuras de Las Leonas en la derrota ante Países Bajos por la final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La Leona tiene una particular historia de vida que reveló tras el partido ante India, cuando lograron el pase a la final.

Estaba en plena entrevista cuando fue sorprendida al aire por su padre, Alejandro, ex combatiente de Malvinas. Padre e hija se refirieron a lo que significa Malvinas en sus vidas y la Leona contó cómo vive los JJOO.

“Soy hija de un héroe de Argentina y para mí es un orgullo. Representar al país como lo hizo él me llena de mucha fuerza. Mi papá fue a la Guerra de las Islas Malvinas y dejó todo por nuestro país... Cómo no voy a pelear cada pelota como si fuera la última, si mi papá fue a la guerra y dejó todo por nuestro país”, explicó la Leona en el programa "La mañana de CNN"

"Malvinas fue la primera etapa de mi vida y fue una prueba muy fuerte para un chico de 18 años. Les demostré a mis hijos que siempre hay que ir para adelante y tener el coraje de no aflojar. Agus entendió una parte de lo que mi mujer y yo le explicamos”, aseguró su padre.

En 2018, Alejandro fue contactado por un escocés que quería devolverle el casco. “Edward Goodall se contactó un domingo por Facebook y él, muy respetuoso, me preguntó si no tenía problemas de hablar sobre mi pasado porque me lo quería devolver. Me mandó la foto del casco y pensé que me estaban haciendo una broma. Hoy tenemos una relación de amistad”, contó.

“Lo que cubría el casco tenía el número tres y es casualmente el número que llevo en la camiseta. Es muy loco todo”, añadió Agustina.

En relación al hockey, su padre se mostró orgulloso de su hija. “Agustina es una jugadora que tiene una garra impresionante y se transforma cuando entra a la cancha. Es una hermosa chica. Estoy orgulloso de mi hija. Su vida fue y será el hockey y la verdad es que hay que felicitarla. Agustina tiene un temple impresionante en la cancha”.