En la Copa Argentina todo puede pasar, es el dicho de la reconocida señal deportiva que transmite cada encuentro de la competencia nacional y reflejó lo que sucedió en San Juan. Allí, Patronato de Paraná dio el batacazo y eliminó a Boca de la Copa Argentina por penales.

El “Patrón” ganó 3-2 por penales con un Altamirano enorme al atajar tres tiros, después del 1-1 en los noventa minutos. El Xeneize, con un equipo alternativo, no pudo extender la celebración por el título de la Liga Profesional.

A los 32 minutos llegó la apertura del marcador cuando en un veloz contraataque recibió en profundidad Marcelo Estigarribia entre los centrales y corrió a enfrentar a García para batirlo con un disparo bajo. 

En la primera parte del complemento pasó poco y nada. Hasta que sacudió la modorra Luca Langoni con un disparo desviado, salido del banco para intentar torcer la historia. Enseguida, Franco Leys bajó en el área a Villa y el mismo colombiano no falló de penal con un tiro fuerte y a la izquierda del arquero a los 28.

Tras la paridad en el tanteador, en Boca erraron Romero, Varela y el propio Villa en una histórica jornada para Patronato, el equipo descendido que jugará la final de la Copa Argentina ante Talleres de Córdoba.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!