Gimnasia y Esgrima se coronó campeón de la Liga Nacional de Basquetbol, en el sexto partido, ante un Socios Fundadores colmado. Esa noche, el Verde venció a Libertad de Súnchales por 84 a 20 y cerró la serie 4 a 2.

La gran final fue 1° de junio de 2006, en Comodoro Rivadavia. Romero terminó jugando 21 minutos, y aportó 12 puntos y 4 rebotes. Sin embargo, la gran estrella de esa noche fue Gabriel Cocha. El capitán se hizo cargo de la última bola del partido, tras la reposición por un triple de Benítez que puso a Libertad a 2 puntos de Gimnasia (82-80) con sólo 11 segundos por jugar.

Tras recibir el balón, le hicieron falta personal para mandarlo a la línea. Las estadísticas marcaban que Cocha llegaba con 153 libres convertidos sobre 157 lanzados en la temporada; y de local tenía 100% de efectividad, con 95 conversiones en la misma cantidad de intentos.

El primer libre fue con suspenso pero ingresó y el segundo entró sin tocar la red, para desatar la locura del público presente en el Socios Fundadores. Fue victoria 84-80 de Gimnasia y Esgrima, que se consagró por primera vez en su historia con el título de la Liga Nacional y puso el nombre de Comodoro Rivadavia en la cima del básquet argentino. Gabriel Cocha terminó siendo elegido como MVP de esas finales, para ponerle el broche de oro a ese grito de campeón. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!