En el 2003 cuando Héctor "Tigre" Saldivia era boxeador amateur viajó a Buenos Aires para entrenar en la FAB, y el chaqueño Raúl Eduardo Bejarano ya era un púgil consagrado en la categoría Welter.
El boxeador formado en la Escuela Municipal de Boxeo de Comodoro Rivadavia pidió guantear con él en la FAB (Federación Argentina de Box) pero venía de un combate en Brasil y no aceptó. En ese momento, su entrenador Robinzon Zamora le dijo: "ese va a ser tu rival y le vas a sacar el título argentino". TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA