Aquella tarde del 26 de marzo de 2011, el reconocido delantero Luciano Figueroa abrió la cuenta en el Estadio Municipal a los 27 minutos de la primera etapa, con un cabezazo en el área chica que no pudo contener el arquero "azzurro" José Luis Alcaín. Parecía que el conjunto de Rosario, con su peso de tener jugadores de Primera División, se llevaría el cotejo de forma cómoda.

Sin embargo, la CAI encararía el complemento "enchufado" en revertir esa historia. Y así llegaría el empate, a los 55 minutos del segundo tiempo, a través de José Loncon. El "Pelado" marcaría el 1-1 con un zapatazo desde afuera del área que se le coló en el ángulo del arco defendido por "Fatura" Broun.

Finalmente, sobre el cierre del encuentro, aparecería Nicolás Bubas para ponerse el traje de "héroe". El delantero oriundo de Esquel marcaría en dos oportunidades, a los 89' y a los 91', para sentenciar el histórico triunfo por 3-1 y provocar la locura de los comodorenses que asistieron ese día al Estadio Municipal. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA