El hecho ocurrió en el estado de León, en México, donde se corrió una maratón y el evento deportivo terminó por viralizarse no por los ganadores ni por los premios otorgados, sino por la persona que llegó última.

La historia tiene como protagonista a Delia Carolina Pérez, quien se anotó al evento deportivo con el fin de demostrarse a ella misma que podía realizar los 42 kilómetros.

La chica tardó más de seis horas en realizar el recorrido, pero eran dos las razones que la empujaron a llegar a destino: vencerse a sí misma y encontrarse con su mamá, que la esperaba con un abrazo.

“Sí se pudo, bonita”:  llegó última en la maratón y su madre la esperó con los brazos abiertos

Precisamente y de manera orgullosa, la madre de la aficionada atleta aguardó su llegada con una cartulina en la mano que decía: “Sí se pudo, bonita, bravo”.

Tras superar el desafío y cruzar la meta, Delia rompió en llanto y exclamó: “Estoy muy contenta, estoy cansada, pero estoy satisfecha. Nunca pensé que esto fuera como la vida diaria, donde te topás con retos, con desesperación, donde lo puedes lograr si te lo propones”.

“Yo iba cantando, en otro punto iba llorando, pero llegué a la meta, que era el objetivo. Mi mami era mi objetivo para que se llevara en su mente y corazón siempre a lo largo de su vida”, cerró con alegría.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!