Tras empatar 0 a 0 en la primera etapa, los jugadores de Boca salieron a disputar el segundo tiempo y Zambrano apareció con la cara marcada. Por estas horas se rumorea que se agarró a piñas con Benedetto en el vestuario.

Racing fue muy superior a Boca en la primera etapa pero no pudo ponerse en ventaja en los primeros 45. Boca no pudo hacer pie y fue superado por su rival en todas las líneas.

Lo llamativo y que es furor en las redes por estas horas fue la apariencia de Zambrano al salir a disputar el segundo tiempo. El defensor apareció con el pómulo hinchado y marcado. Rápidamente comenzaron las versiones de que se habría agarrado a piñas con el Pipa Benedetto en el vestuario.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!