Sebastián Villa fue titular esta tarde tras la denuncia por abuso sexual e intento de homicidio que se hizo pública hace dos días. Ante Racing  le tocó patear uno de los penales más complicados en la serie para definir al finalista de la Copa de la Liga.

Cuando el colombiano se acercaba a patear, los hinchas de Racing comenzaron a cantarle e insultarlo. Villa metió su penal y se tomó la oreja mirando a la tribuna que se encuentra detrás del arco. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDI CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!