En el fútbol comodorense ocurren historias que merecen ser contadas y la decisión que tomó Mauro “Popo” Salso sería una buena crónica para el “Negro” Fontanarrosa o Eduardo Sacheri.

El volante de Rada Tilly tenía un importante compromiso el pasado fin de semana, que lo venía organizando hace varios meses. Salso debía viajar a Capital Federal para continuar su curso de osteópata y además debía asistir a un casamiento con su novia.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ

“Popo” Salso viajó 24 horas para disputar el partido ante Ciudadela