Pablo de Miranda tuvo un gran recorrido por el fútbol profesional y hoy se encuentra vistiendo la camiseta de su primer amor, la Comisión de Actividades Infantiles. El defensor también tiene otra pasión, además de la pelota, y es la música. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA