La lesión del Changuito Zeballos opacó la clasificación que consiguió Boca en Salta tras la patada que le pegó Leyendeker, de Agropecuario. El defensor declaró tras el partido y dio su versión. "Primero que nada, no fue mi intención. Voy firme a la pelota y justo me la puntea. Espero que no tenga nada le pido disculpas públicamente", indicó.

"Yo juego al límite, voy firme a la pelota, como siempre. Es mi primera expulsión en mi carrera. Pero en ningún momento le quiero pegar. Es fuerte la patada pero quiero ir a la pelota y justo me la puntea", agregó.

La feroz patada que lesionó al Changuito Zeballos. (Olé)
La feroz patada que lesionó al Changuito Zeballos. (Olé)

"Yo juego así siempre, voy firme a todas las pelotas. Quise ir firme a la pelota. Pegarle a la pelota, la quiero tirar afuera, él la puntea y por eso lo engancho así. En ningún momento quise marcar territorio ni nada por el estilo. Es más, es la primera vez que me expulsan", aseguró.

"Le pido mil disculpas, obvio Lo saco de la cancha, espero que no tenga nada. Más que eso no puedo hacer", detalló.

Tras el partido, se acercó al vestuario de Boca y comentó que "estoy viendo de conseguir su número para mandarle el mensaje. Fui al vestuario, hablé con el Pipa (Darío Benedetto), le pedí disculpas para que lo transmita a él. Si consigo su número le escribo un mensaje", sostuvo. "El Pipa me agradeció por ir. Me dijo que él le iba a decir y gracias", culminó.

Zeballos fue trasladado a un hospital de Salta. Salió el estadio con la pierna derecha inmovilizada e ingresó en silla de ruedas. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!