(Pasta de Campeón - ADNSUR) - Sergio Romero, el nuevo portero de Venezia FC, habló por primera vez con la prensa Italia tras su arribo a su nuevo equipo. El portero formado en la Comisión de Actividades Infantiles y con pasado en Manchester United se mostró muy contento por esta nueva etapa.

"Me gustó el equipo de inmediato, está lleno de jóvenes a los que quiero ayudar, están llenos de energía y eso también me da un empujón. Es un club maravilloso con un equipo que tiene todas las credenciales para permanecer en la Serie A. Físicamente estoy bien, entrené todo el año con el Manchester United, y luego también lo hice con mi entrenador durante dos meses en Argentina”, comentó.

“Quería volver a Italia, me fui hace seis años a Inglaterra pero siempre he seguido el campeonato italiano, sin duda ha mejorado mucho a lo largo de los años. Queremos mostrar a todos las cualidades de Venecia, no queremos jugar por la salvación al final, al contrario, el objetivo de un equipo con estas cualidades debería ser llegar al centro de la tabla, y sin duda quiero ayudar. Guiar al equipo en este camino, permanecer en la Serie A y dejar que el club sea grande. En definitiva, queremos disfrutar de la Serie A y no sufrirla, y sin duda tenemos los jugadores y los medios para hacerlo. Una de las razones que me impulsó a elegir este equipo es que Venecia no es solo un club como puede ser el Manchester, sino que es una familia”, remarcó.

Sobre su debut, el arquero con más presencia en la Selección Argentina explicó que “no sé si ya seré titular con la Fiorentina, es algo que tiene que decidir el técnico. Sin embargo, solo hice un entrenamiento con jugadores que me parecen personas maravillosas. Lo que puedo decir con certeza es que estoy bien y que tengo muchas ganas de jugar, así que si el entrenador me pone en el terreno de juego seguramente me encontrará listo, para el resto estoy a disposición del entrenador y del equipo para ayudarlo de todos modos”.

Sobre la ciudad, Romero contó una gran anécdota con su esposa, Eliana Guercio: “Es la séptima vez que vengo a Venecia, a mi esposa le gusta mucho, hemos estado cinco veces como turistas, así que diría que la conozco bastante bien, también hemos hecho amigos en la ciudad. Además, un día mientras estábamos aquí en Venecia mi esposa me dijo “¿no hay un equipo de fútbol aquí? Si hubiera, podrías venir a jugar aquí, y hoy aquí estoy, lo pensaba el otro día. Es sin duda una de las ciudades más bonitas del mundo y sobre todo es única, como lo será para ir al estadio en barco. Es una experiencia que quiero disfrutar en todos los rincones, tanto dentro como fuera de la cancha: tengo 34 años, tengo experiencia pero no me doy por vencido, y estar entre los jóvenes como dije me da unas ganas increíbles”.