CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - En su visita a la Argentina, Wanda Nara dio una entrevista en la que brindó detalles de cómo vivió los meses más críticos de la pandemia en Europa, y terminó confesando que tuvo COVID-19, al igual que sus cinco criaturas.

“Nos enfermamos todos. Los primeros en contagiarse fueron mi suegro y Mauro. Yo nunca dejé de dormir con él así que imaginé que me había contagiado pero, cuando me hisoparon, di negativo. Pasaban los días y yo me sentía un poco rara, como muy cansada…. Pedí otro hisopado y negativo una vez más. Hasta que un día perdí el olfato. Así, directamente. Y ahí, claro: me dio positivo”, dijo en diálogo con Para Ti.

La empresaria contó que afortunadamente apenas sintieron cansancio y dolor de cabeza: “Comparado con otras personas que lo pasaron tan mal, lo nuestro fue una bendición”. El aislamiento los afectó bastante, ya que tenían una vida muy social. Ahora en Francia hubo un rebrote de la enfermedad y tuvieron que hacer cuarentena nuevamente, pero en épocas normales se la pasan de salida en salida. “Tenemos una casa en las afueras de París con caballos, gallinas y mucho verde para que los chicos corran y jueguen a la pelota- y tenemos una pareja de amigos que tiene un viñedo, otra un pequeño castillo… Así que nos vamos turnando para reunirnos y disfrutar juntos del fin de semana”, sostuvo.

En su viaje a Buenos Aires tuvo mucho que ver su marido, que la sorprendió con un pasaje como regalo adelantado de cumpleaños. Un día le contó que se sentía muy triste por no poder ver a su hermana y su mamá, pero aún más por no haber conocido a Viggo, su sobrino.

El rosarino es muy responsable y un padre muy presente, por lo que no dudó en hacerse cargo de las dos nenas que tuvo con Wanda, y también cuidó a Valentino, Constantino y Benedicto, los nenes de Nara con su examigo, Maxi López. “Somos una pareja que comparte la crianza de los hijos por igual, pero de a dos es más simple”, concluyó. (Fuente: TN Noticias)