BUENOS AIRES - "Vamos a despedirnos, voy a tomar un poquito de mi CDS, oxigena la sangre, viene divino, yo no recomiendo, les muestro lo que hago", dijo luego de darle un trago largo a la bebida.

Días atrás, la conductora había tuiteado de manera escueta: "Yo tomo #CDS" junto a un hashtag que nombraba a Andreas Kalcker, un autodenominado "investigador" que promociona las cualidad curativas de la sustancia.

Unos minutos antes de cerrar el programa, Canosa había leído una frase al aire: "Por favor dejen de prohibir tanto porque ya no alcanzo a desobedecer todo".

Viviana Canosa on Twitter

Viviana Canosa llevó a su programa Nada Personal (elnueve) una botella que, según ella, contenía dióxido de cloro (CDS), un químico potencialmente peligroso promocionado como supuesta cura para el coronavirus y lo bebió al aire.

La conductora también mostró su postura sobre la pandemia en uno de sus últimos tuits: "No Covid. ¡Sí a la CoVida! Vivir en comunidad. Sin miedo, con amor y en responsabilidad. No somos títeres, somos un pueblo maduro y responsable", escribió.

Qué es el dióxido de cloro

El dióxido de cloro, una solución al 28% de clorito de sodio en agua destilada que se usa como blanqueador y para descontaminar superficies industriales, lleva años publicitándose como un remedio para muchas afecciones y enfermedades que van desde malaria, a la diabetes y asma, el autismo o incluso el cáncer.

Sin embargo, ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento. La lista de contraindicaciones es larga y diversas autoridades han lanzado contundentes advertencias contra su uso. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) afirmó en una nota del 8 de abril que no hay "ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes".

Tan solo dos días atrás, la Anmat desaconsejó su usó como tratamiento para el Covid-19 y destacó que su ingesta puede causar "irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales".