A pocos meses de estrenada de la cuarta temporada de The Crown, serie de Netflix que cuenta la historia de la familia real británica y, en particular, de la Reina Isabel, se dio a conocer que una duquesa se ofreció para ser "informante" de los guionistas.

Se trata de Sarah Ferguson, duquesa de York, quien pese a realizar el ofrecimiento a Peter Morgan, no obtuvo la respuesta esperada.

Según contó a la revista británica Town and Country, se contactó con el productor Andy Harries para presentarle su oferta, que consistía en brindar información sobre el día a día de la realeza.

Sin embargo, su propuesta fue rechazada insólitamente, pese a estar retratada la escena de su casamiento con el príncipe Andrew.

“Le dije: ‘¿Por qué no puedo ayudar a mi personaje?’”, aseguró Ferguson previo a aclarar que quedó satisfecha con cómo se retrató su casamiento. “Creo que está muy bien hecha. La fotografía es excelente”, agregó.