MAR DEL PLATA - Un director de teatro que acababa de ganar una de las categorías marplatenses del premio Estrella de Mar simuló cortarse las venas con un cuchillo, acción para la que utilizó un arma y sangre de utilería, y generó un momento de conmoción entre los demás participantes de la ceremonia.

El responsable de una revista local, encargado de entregarle la distinción, reaccionó pronto e intentó detener al artista en plena maniobra, que en todo momento pareció real. A su lado estabas sus dos pequeños hijos, con el que había subido a recibir la distinción. Fue tan impactante lo ocurrido que la Reina Nacional del Mar, que acompañaba la escena a un par de metros, se desmayó y tuvo que ser asistida por un equipo de emergencias médicas, informó La Nación. 

La acción de Marcos Moyano generó un murmullo y luego quejas entre los asistentes por ese cuadro que luego explicó como un acto de protesta por la supuesta discriminación sobre el centro de arte Séptimo Fuego, que dirige Viviana Ruiz, su madre, quien en la última entrega de premios Estrella de Mar protagonizó una protesta contra las autoridades de la Secretaría de Cultura de la anterior gestión de gobierno.

Personal de mantenimiento debió limpiar el escenario, donde quedaron manchas del líquido rojo que el actor utilizó para simular un corte a la altura de la muñeca izquierda que resultó más que real. "Por mis venas corre la sangre de Viviana Ruiz", dijo, micrófono en mano, mientras sus hijos lo miraban. En la otra mano llevaba un paño que extendió y escondía un cuchillo de utilería. Entonces hizo el gesto que espantó a buena parte del auditorio.

Moyano había sido galardonado como mejor director marplatense por su desempeño en la obra "La mueca". Su madre, responsable del centro cultural El Séptimo Fuego, se había presentado a recibir un premio con cintas que le cruzaban la boca porque en aquella ceremonia no se permitieron discursos.