Medio centenar de personas, convocadas por la Plataforma de Mujeres 8M de Mérida, se concentraron a la entrada del Teatro Romano de Mérida para exigir la cancelación del concierto del tenor Plácido Domingo y contra la financiación pública de su espectáculo.

Plácido Domingo actúa en el teatro emeritense, dentro del Stone & Festival Music, treinta años después de su última presencia en la capital extremeña. La presidenta de la plataforma, Marisa Tena, aseguró que la sociedad no puede permitir comportamientos sexistas y acoso a mujeres "por el mero hecho de que quien lo hace tenga una personalidad que sea pública o notoria".

"Lo importante es la gravedad del hecho y no puede justificarse jamás", ha dicho Tena, que ha asegurado que con este concierto "lo que se hace es revictimizar a las víctimas y dar una imagen de tolerancia a la violencia contra las mujeres".

La portavoz de la plataforma pide que, puesto que la ley lo permite, en los contratos públicos se incluya una cláusula que impida "que este tipo de personas, que están reconocidas como autores de delitos de violencia contra las mujeres estén ocupando espacios públicos".

Plácido Domingo: "Pedir disculpas no significa haber cometido un abuso"

En sus últimas declaraciones públicas, el tenor se disculpó por las acusaciones de abuso sexual, pero precisó que "pedir disculpas no significa haber cometido un abuso". En este sentido, Marisa Tena aseguró: "hemos escuchado a las mujeres y no vamos a entrar en esa polémica".

"Lo importante es decir si tenemos una imagen de tolerancia frente a la violencia machista o damos una imagen real de repulsa hacia esa lacra, hasta ahora parece que solo lo decimos de palabra y ha llegado el momento de hacerlo de obra", remarcó Tena, que defiende que si se está en contra de la violencia machista "se esté también en contra de la financiación directa o indirecta de estos espectáculos.