BUENOS AIRES (ADNSUR) - Alejandro Stoessel y Marina Muzlera, los padres de Tini Stoessel, fueron denunciados en la Justicia por usurpación de un terreno en las Lomas de San Isidro.

Quien realizó la denuncia es Guillermo Martínez de Hoz, que reclama que se le restituya una propiedad que pertenecería a su familia, de acuerdo con la información que brindó al aire Luis Ventura, en “Informados de todo”.

Siempre según la versión del periodista, el terreno “hoy vale dos millones de dólares de acuerdo a la cotización. El hombre perdió a su padre en el año 2015, que vivía en una propiedad. Al perder a su padre, queda una señora viviendo en una casita de la propiedad", indicó.

Y continúo: “Sucedió que el sobrino de la dueña del terreno pasó por la propiedad y vio que estaban haciendo una obra mayúscula. Entra a averiguar y da con la información de que esa obra fue iniciada por Alejandro Stoessel y su mujer, Mariana Muzlera. Los vecinos del lugar fueron puestos para testificar en la causa penal que ya se instaló en el Juzgado Penal Nº2 de San Isidro", aclaró Ventura sobre la denuncia por usurpación.

El presidente de APTRA añadió además que Martínez de Hoz inició “la causa en la Justicia hace un año y medio con cartas documento, envíos, y participación judicial ya que para él es usurpación. La obra es una construcción que está entre el medio y dos millones de dólares, de tres plantas, una verdadera obra edilicia", detallo Ventura.

Y prosiguió: “De acuerdo con lo que alega Martínez de Hoz, (los padres de Tini) firmaron un boleto de compraventa con la señora que se quedó cuidando de la vivienda precaria y la dieron como dueña, cuando en realidad la propiedad le pertenece a la familia Martínez de Hoz".

Según la información en poder del periodista, “el hijo legítimo presentó partida de nacimiento, documentos al día, registros de catastro, etc. Toda esta construcción se eleva, y según creen, hubo una dormida judicial y Martínez de Hoz, agotado de los buenos términos protocolares, avanzó sobre una causa penal por usurpación, estafa y falsificación de documentos, porque dice que el boleto de compra venta está hecho con una persona que no tenía autorización para comercializar la propiedad".

Para finalizar, Ventura indicó que “Martínez de Hoz está llevando esto a la Justicia, al fuero penal porque quieren que se aplique una pena sustancial a este tipo de situaciones, quieren que le paguen el valor de la propiedad o que desalojen".