CAPITAL FEDERAL - En una entrevista con el diario New York Times (NYT), el director del Instituto de Transformación de la Atención Médica de la Universidad de Pensilvania, Zeke Emmanuel, afirmó que los conciertos masivos, las conferencias, los eventos deportivos y cualquier tipo de reunión a gran escala no serán seguras hasta el "otoño de 2021 en el hemisferio norte", lo que correspondería a la primavera nuestra. 

Emmanuel formó parte de un panel de expertos reunidos por el NYT sobre cómo será la vida después de la pandemia de COVID-19. El problema, según Emmanuel, es que «no se puede simplemente encender un interruptor y abrir a toda la sociedad. Simplemente no va a funcionar. Es demasiado. El virus definitivamente regresaría a los peores niveles».

Tal como destaca, "reiniciar la economía debe hacerse por etapas" y los eventos llenos de gente serán la última parte de nuestras viejas vidas en regresar.

“No tengo idea de cómo creen que es una posibilidad plausible (considerar octubre de 2020 como una fecha para re-progamar eventos). Creo que esas cosas serán las últimas en regresar. Siendo realistas, estamos hablando del otoño de 2021 como lo más pronto". De acuerdo al propio diario que realizó la entrevista y a este experto, todo dependerá del desarrollo de la vacuna contra el Covid-19, el cual podría tardar entre 12 y 18 meses.

Por otra parte, el epidemiólogo Larry Brilliant, que dirigió el esfuerzo para erradicar la viruela, dijo a The Economist: "Creo que tendremos una vacuna que funcionará en menos de un par de meses". Desafortunadamente, esa es la parte fácil, porque será el arduo proceso de asegurarse de que (la vacuna) sea lo suficientemente efectiva y que no sea dañina. Y luego tenemos que producirla", agregó. 

A lo anterior Brilliant también suma el factor de los rebrotes una vez hecha la campaña de vacunización. "Solo quiero mencionar que, una vez que tengamos esa vacuna, y hayamos vacunado en masa a tantas personas como podamos, todavía habrá brotes. La gente no está agregando al backend de ese período de tiempo el hecho de que luego estaremos persiguiendo brotes, haciendo ping-pong entre países. Ese esfuerzo de seguimiento tomará un período adicional de tiempo antes de que estemos realmente a salvo".