CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La cantante Lía Crucet atraviesa momentos de salud complicados, luego de que se conociera que debió ser internada por una repentina pérdida de peso generada por un cuadro de deshidratación.

Según se supo, el equipo médico que la atendió detectó una pequeña neumonía en los pulmones sumado a la mencionada pérdida de fluído corporal, motivo por el cual se decidió su hospitalización.

“Perdió mucho peso y está irreconocible, está en el hospital porque le están haciendo todo tipo de estudios pero no le encuentran nada”, explicó al respecto su marido y manager Tony Salatino en diálogo con Teleshow, y agregó: “Le hicieron el hisopado porque tenía una tos fea, porque es fumadora, yo le decía: ‘cada vez que tosés parece que se te va a salir un pulmón, hacete ver por eso’, pero gracias a Dios no tiene el virus”.

Ademásaseguró que "estaba temblando hasta que me dieron el resultado" y que "cuando me llamó el médico y me dijo que dio negativo, me puso contento”.

Un dato no menor es que la cantante tropical es paciente de alto riesgo debido al cancer que padeció años atrás. “La hubiera pasado muy mal. Estamos anotados igual para la vacuna y veremos cuándo nos llaman”, remarcó Salatino.

Respecto a su situación actual, el hombre contó que "nunca la vi tan flaca, estaba deshidratada además”, pero que pese a eso, tras los estudios realizados "todos salieron bien".

"Espero que le descubran por qué adelgazó tanto, porque ella comía. Lo que pasa es que ella hace un año que no sube al escenario, que es su vida”, cerró.