Rafaela, la sobrina de Benjamín Vicuña, sorprendió este miércoles al denunciar que fue víctima de una violación cuando tenía tan solo 13 años.

A través de un posteo en sus redes sociales la joven, quien hoy tiene 18 años, explicó que tomó la decisión de hacer pública la situación para "tratar de quitarme el put... peso que he cargado desde que tenía 13 años".

"Una injusticia la cual me ha costado muchos problemas mentales, traumas, inseguridades y ser diagnosticada con bipolaridad y depresión”, agregó sobre el hecho.

En ese sentido Rafaela, quien se desempeña laboralmente como cantante, explicó que "esta funa la hago para prevenir que otras chicas o niñas no tengan que pasar por lo que pasé, que se haga justicia y no se le dé más espacio tanto laboral como social a este enfermo pedófilo”.

“En enero del año 2016 fui al campamento de música Marqués de Mancera, donde van personas de todas las edades y de todo Chile. Fue ahí donde yo teniendo 13 años conocí a E., de 24 años (...) Los primeros días me pareció una persona simpática, era muy cercano para hablar y un poco confianzudo, me buscaba en las pausas (era bastante pegote) y me pedía que lo acompañara a hablar a solas (...) Pero a medida que los días iban pasando, comenzó a hablar de distinta forma y sus intenciones eran más notorias. Pero cómo lo iba a saber yo, era solo una niña”, contó.

Respecto al episodio, Rafaela añadió: “Me invitó a una fiesta para despedir el campamento que habría en el Hogar para estudiantes Leiva Mella. Era de noche, llegamos y el ambiente era bastante turbio. Había drogas, alcohol...”

Y amplió: “En un momento, me agarró del brazo y me llevó hasta la pieza que era de su amigo, cerró la puerta con llave y apagó las luces. Sin mi consentimiento comenzó a besarme, tocarme, me agarró de las muñecas, me bajó los pantalones y me violó anal y vaginalmente. Me dolió mucho, yo era virgen, sangré y lloré hasta quedarme dormida. No pude hacer nada”.

“Al otro día me levanté con una sensación de asco, pasé al internado a buscar mis cosas y me fui al terminal de buses para devolverme a Santiago. Nunca más supe nada de él y lo que hizo siempre me lo guardé para mí. Nadie supo que él me violó hasta este año. Comencé a investigar sobre él y me di cuenta que no soy la única que pasó por esto. Él ha violado, acosado y abusado de muchas otras menores. Supe que fue profesor de violín y lo expulsaron por problemas de la misma índole”, completó.

Y cerró: “Me cagaste la vida y me voy a encargar de que pagues por lo que me hiciste a mí y a todas las demás. Eras un enfermo mental y tu lugar está en la cárcel”.

De manera inmediata la China Suarez, quien está en pareja con Vicuña, usó también sus redes sociales para realizar una reflexión.

“Aún no me recupero después de leer esto. ¿Cómo pueden seguir sucediendo estas cosas? Atención Chile, este tipo está suelto. Rafa, te abrazo y te acompaño”, dijo.

Vicuña, por su parte, consideró en diálogo con Cortá por Lozano que "es tremendo lo que pasó, es algo muy doloroso. Rafaela hizo su denuncia y descargo vía Instagram. El tema ya está en la Justicia chilena”, y que está "muy orgulloso de mi sobrina, de su valentía y coraje. Ella va a transformar el dolor en arte, en su música, que es lo que más ama, y lo que nadie le puede robar. Es el principio de un proceso de liberación y de reparación”.