Finalizó el rodaje de la primera temporada de la serie adaptada de "El señor de los anillos", la creación literaria bajo la pluma del escritor británico J.R.R. Tolkien. Tuvo su locación en Nueva Zelanda, y fue elaborada por Amazon Studios. La producción anunció la fecha de estreno en la plataforma Amazon Prime Video para el 2 de septiembre del 2022.

Los episodios de la entrega, se podrán ver semanalmente, y estarán centrados en la Segunda Edad de la Tierra Media, varios miles de años antes de los eventos de "El señor de los anillos" y de "El Hobbit", y presentará a héroes y personajes que protagonizaron el nacimiento de importantes reinos y poderes oscuros que se extendieron y marcaron el futuro de ese mundo ficticio.

En el mes de mayo, se conoció que la cineasta sueca-francesa Charlotte Brändström, conocida por su trabajo en otras tiras como "The Outsider" (HBO) o "The Witcher" (Netflix), había sido contratada para encargarse de la dirección de algunos capítulos, junto al español J.A. Bayona ("El orfanato", "Jurassic World: El reino caído") y al inglés Wayne Yip ("Doctor Who", "Hunters").

Según informó Télam, durante la filmación de la serie, que comenzó en febrero pasado, también se confirmó el dato de que se tratará de una de las producciones más caras de la historia, con un presupuesto inicial que rondaba los 465 millones de dólares.

La información surgió a raíz de la publicación del Acta Oficial de Información del Gobierno neozelandés, a partir de esos documentos también se indicó que entre los planes de Amazon con este proyecto, se encuentra la posibilidad de realizar otras cuatro temporadas de la serie en ese país.

Sobre la inversión multimillonaria

Si se compara con otras producciones de ficción, la cifra las supera ampliamente, como la exitosa "Game of Thrones", que tuvo una inversión promedio de unos 100 millones de dólares por temporada, mientras que cada uno de los seis episodios de la última entrega alcanzaron un costo de 15 millones.

Igualmente, hay que considerar que parte del presupuesto de esta primera parte incluye la adquisición por parte de Amazon en 2017 de los derechos de la historia creada por J.R.R. Tolkien, que costaron cerca de 250 millones de dólares.

El estatus que la serie alcanza gracias a su presupuesto va en línea curiosamente con la trilogía cinematográfica de "El Hobbit", también perteneciente al universo de Tolkien y dirigida por Peter Jackson, que hasta la actualidad sostiene el récord de ser la franquicia cinematográfica con un valor de producción de 623 millones.

En el elenco participarán Robert Aramayo ("Game of Thrones"), Owain Arthur ("Kingdom"), Nazanin Boniadi ("Counterpart") e Ismael Cruz Cordova ("The Catch"), y que J.D. Payne y Patrick McKay serán los showrunners de la serie.