BUENOS AIRES (ADNSUR) - Carolina Pampita Ardohain y su exempleada Viviana Benítez mantienen una disputa judicial, que comenzó el año pasado cuando la exniñera denunció a la modelo y conductora por hostigamiento y maltrato psicológico.

Luego de que a fines de febrero, la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°17, Cinthia Raquel, desestimara la denuncia de Benítez, esta semana la Justicia revocó el sobreseimiento de Pampita. Además, los jueces de la Cámara le pidieron a la fiscal que también se la investigue por posible coacción y privación ilegal de la libertad.

Revés judicial entre Pampita y su ex niñera

“Por suerte tengo todas las pruebas para demostrar que estoy siendo calumniada e injuriada. Tengo todos los vídeos para demostrar sus horarios de entrada y salida. Entraba los lunes y se iba los viernes temprano. En horario laboral iba al psicólogo, salía a trotar, tomaba clases de peluquería dos veces por semana. Yo tengo otra casa los fines de semana, con otras dos empleadas, así que ella nunca trabajó un fin de semana porque los viernes a la tarde ya me iba”, dijo Carolina Ardohain en un audio que mandó a Los ángeles de la mañana.

“En la semana mis hijos iban a doble escolaridad, así que llegaban a las seis de la tarde. Yo estaba en ShowMatch y ninguna noche cenaba en casa. Y no estaba sola porque había dos chicas que la ayudaban”, sostuvo Pampita. Y agregó: “Para ir a la verdulería, al supermercado, tenía un chofer, que es quien llevaba los chicos al colegio”.

La palabra de Pampita sobre su revés judicial con su ex niñera

“De ninguna manera hay privación ilegítima de la libertad. Tengo muchísimos testigos de todo lo que estoy diciendo. A las ocho de la noche se iba a la habitación porque había otra chica que se ocupaba de acostar a los chicos. Teníamos una relación de amistad, tengo guardados años y años de conversaciones y audios de WhatsApp, con demostraciones de cariño y agradecimiento”, prosiguió.

“Muchas veces renunció y probó con otros trabajos. No les gustaron, pidió volver a la casa y se la reincorporó. Le prestaba mi ropa y mis zapatos para que vaya a entrevistas laborales. Todo esto que se está diciendo es una mentira absoluta y se va a demostrar en la Justicia”, concluyó la modelo.