María Eugenia “La China” Suárez estuvo este domingo en La Peña de Morfi y fue entrevistada por Jey Mammon. La actriz habló de su inicio en los medios, de su noviazgo Rusherking y de sus amistades y familia. 

“Estoy mal de la garganta. Anoche lo acompañé a Thomás (Rusherking) que tocó en La Plata y tomé frío. El viernes estuve tomando sol y ayer un frío bárbaro”, dijo La China al comienzo de la charla. Luego, contó que fue un fotógrafo quien la “descubrió” en una plaza, donde ella estaba jugando. 

“Yo era una caradura, no tenía vergüenza, nada, cantaba y bailaba. Mis hijas no son así, ellas son tímidas, yo nada que ver. El fotógrafo le dijo a mi mamá que me llevara a un cásting. Y ahí empezó mi carrera. En mi familia no había nadie que se dedicara a esto”, contó.

Tweet de MorfiTelefe

Sobre su imagen en las redes la actriz aclaró:  “La gente ve una imagen mía de ‘come hombres’ y no es” y habló sobre su maternidad: “Estoy a punto de decir que dejo a mis hijos encerrados”, señaló irónica sobre las críticas y reflexionó: “A los hombres no les preguntan nunca qué hacen con sus hijos cuando se van a trabajar porque dan por sentado que se tiene que quedar con la madre”.

Luego habló de sus amistades y aseguró: "Para mis amigos soy un caso perdido. Me dicen lo que piensan, pero saben que si tengo ganas de hacer algo, lo voy a hacer aunque después me quiera matar”.

¿Perdiste amigos con estas cosas?, le preguntó Jey y ella contestó: “No sé si he perdido pero yo creo que he ganado en calidad, que es lo que nos pasa a todos cuando crecemos. Solo se queda cerca la gente que se tiene que quedar". 

Tweet de telefe

“Es bastante más difícil estar en los buenos momentos que en los malos momentos. En los malos he tenido mucha gente alrededor mía. Muchísima”, dijo y agregó: “ahora con la gente con la que brindo, me salió un trabajo, voy a cumplir un sueño o me pasó algo… No es tan fácil que la gente se alegre de los demás y ahí es donde estoy atenta”. 

Sobre su relación con Rusherking, la actriz contó: “Nos conocimos en una fiesta. Yo no lo conocía personalmente. Nada que ver. De hecho, nunca había salido con alguien más chico, ni me había fijado. Tenía mucho prejuicio para conmigo. Decía “qué voy a hacer yo”, tenía esa cosa de qué voy a hablar con un chico más chico. Esta es una tendencia de que los hombres son más inmaduros. Esa cosa de que tenemos de generalizar todo. Y me sorprendió muchísimo. Primero porque lo vi muy alto. Tuve esa primera reacción. Le dije a mis amigas, “¡Mirá Rusherking!”... No nos dimos bola esa noche”, relató.

“Teníamos un amigo Cupido de cada lado. Llevaban y traían. Él no me dio bola. No hubo onda al principio. Me fui”, afirmó la China. “Después nos empezamos a escribir. Empezó él a escribir. No me acuerdo el primer mensaje. Me dijo que había sido muy mala onda. Es que no soy mala onda, le dije. No lo hice como estrategia. No sé... Fue muy lindo todo. A veces vuelvo para arriba. Busco las conversaciones. Soy muy pisciana. No borro nada. Bloqueo, sí”.

Finalmente sobre su novio dijo: “Es humilde, bueno. Tiene un corazón muy puro, ya no lo encontrás. No está contaminado. Es buen amigo, buen hijo. Tiene eso de la nueva generación que viene más livianito. Sin prejuicio y a mí me enseña muchísimo. Además me da mucha paz que nunca sentí". 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!