Desde hace poco más de un año, Paulo Londra se encuentra envuelto en un conflicto legal y contractual con el productor colombiano Ovy On The Drums (Daniel Oviedo) y el empresario Kristoman (Cristian Salazar), líderes del sello discográfico Big Ligas.

Todo comenzó cuando el cantante decidió desvincularse de ambos y llevarlos a la Justicia. En su momento, el cordobés emitió un comunicado explicando los motivos que lo llevaron a tomar semejante determinación, y aseguró haberse sentido engañado por aquellos en quienes había confiado. “Me habían hecho firmar algo sin ver, sin un letrado a mi lado y sin posibilidad de analizarlo con alguien cercano mío”, explicó.

Desde entonces y hasta tanto el conflicto pueda ser resuelto en sede judicial, Londra quedó imposibilitado de volver a los escenarios y de sacar nueva música por su lado.

Y, por tal motivo, recibió el apoyo tanto de sus millones de seguidores como de muchos de sus colegas del escena urbana, caso de Duki, Cazzu, Lit Killah, Ecko, FMK, entre otros.

Bajo el hashtag #FreePaulo, en las últimas horas se sumaron a esta campaña dos de los artistas más reconocidos de la música argentina: Soledad Pastorutti y Abel Pintos.

 “¿Mi gente se prende con esto? Me siento muy identificada con él… Viví algo parecido, menos grave quizás, pero sé lo que se siente y en ese momento el apoyo de la gente y algunos colegas me hizo muy bien”, escribió en su cuenta de Twitter "La Sole". 

En la misma red social, quien también respaldó al cordobés fue el cantante de “La llave”: “#FreePaulo o como cada quien lo quiera decir, pero que se dejen de joder a un creativo y talentoso como Paulo Londra y lo dejen hacer, editar y compartir música”, expresó Abel.