CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Jonatan Viale habló públicamente por primera vez después de la triste noticia de la muerte de su padre, Mauro Viale, a los 73 años. El periodista falleció el pasado domingo 11 de abril luego de haber sido internado en el Sanatorio de Los arcos tras haber dado positivo de coronavirus.

El hijo de Mauro había estado presente en el velatorio y se lo había visto destrozado cuando trasladaban los restos de su padre al cementerio de La Tablada. Además, no pudo contar con el apoyo de su madre ni de su hermana dado a que ellas no pudieron despedir el cuerpo del periodista ya que debieron permanecer aisladas por ser contacto estrecho de un positivo de COVID.

A seis días del fallecimiento de su padre, Jonatan reapareció a través de su cuenta de Instagram: "Te extrañamos tanto", escribió con dolor junto a un collage de imágenes que recopiló de Mauro junto a él cuando era chico y su nieto Romeo.

Jonatan rompió el silencio tras la muerte de su papá Mauro Viale

Días atrás, Paulo Vilouta, íntimo de la familia Viale y amigo tanto de Mauro como de Jony, había contado en Intratables (América, a las 22) que más allá de su dolor, nunca había visto llorando tan desconsoladamente al joven periodista, a quien lo destrozó la triste noticia del fallecimiento de su padre.

"Me encontré con un hijo totalmente destruido, sin poder consolarlo. Solo. Se retiró una persona y ahí me permitieron el ingreso, con doble barbijo. Estaba el ataúd de Mauro, Jonatan y yo... Cuando salí del lugar tenía la campera empapada con las lágrimas de Jony. Desde que lo conozco nunca lo vi así. Y lo entiendo, lo comprendo. Fue un día tristísimo", había relatado Vilouta.

Lo cierto es que como no encontraba consuelo, ya que nadie de su familia imaginaba semejante desenlace, el conductor de televisión y radio estuvo ausente, durante toda la semana, de los ciclos que conduce en La Nación y en Radio Rivadavia, respectivamente, destaca diario Clarín. 

Jonatan, en más de una ocasión, había compartido imágenes en sus redes sociales en las que mostraba el costado más amoroso de Mauro. De hecho, en los días previos al fallecimiento del periodista, cuando peleaba por su vida, Jony había publicado una foto en la que se lo ve a su padre tirado en el piso, jugando, disfrutando y sonriendo junto a su nieto.

“Gracias por cuidarnos, querernos y enseñarnos que la verdadera felicidad está en la familia”, había escrito el periodista en aquel momento. Y en su último posteo nuevamente eligió una foto para contar cómo extrañarlo: como un símbolo y un emblema de lo que es la familia.