El programa de entretenimiento Pasapalabra suele tener su formato y su manera de presentarse de una forma prácticamente rutinaria. Dos equipos, con tres participantes cada uno, se enfrentan en distintos juegos comandados por su conductor, Iván De Pineda, en la búsqueda de conseguir segundos para el famoso “Rosco”, que otorgará un enorme premio económico.

Sin embargo, la última emisión tomó a todos los televidentes por sorpresa, y es que comenzó de una manera muy particular: en exteriores. Al aire libre, y situado en un lugar que parecía familiar para el ojo del espectador, Iván comenzó su famoso ciclo.

Y es que el presentador iba a jugar con ex miembros de la casa de Gran Hermano, por lo que arrancaron la transmisión dentro de la casa más famosa del país, ubicada en los estudios de Martínez dentro del canal de las pelotitas. 

“¿Qué hacen ahí?”, les preguntó Pineda a Gustavo Conti, Tamara Paganini y Santiago Almeyda, participantes de la primera edición del reality allá por 2001. Además, estaba Silvina Scheffler, quien participó en 2007.

Por su parte, Conti bromeó con que “son locales” dentro de ese espacio, y recordó que ya pasaron 20 años de aquel primer beso que le dio a Ximena Capristo, con quien continúa en pareja y tienen un hijo en común.

Gran Hermano Primera Edición Argentina lo Mejor Del 2001

A pesar de que la fachada ya no es la misma ya que la casa fue modificada y utilizada para otras actividades, como para mantener reuniones con los empleados del canal, conserva algunas características similares y trajo a la memoria de los participantes grandes recuerdo y varias emociones.

No obstante, de vuelta en el estudio y listos para jugar, Iván habló con “Gran Hermano” como si estuviese dentro del confesionario, y nominó a algunos de sus colegas que estaban sentados a sus costados.

Pero desde los parlantes, se escuchó la voz de la locutora que fingiendo ser "la dueña de la casa" le avisó al conductor que estaba completamente eliminado: “Iván, está complicado. Tenés que abandonar la casa”.

Mostrando enojo y angustia, Pineda se levantó de su silla y amagó con irse del programa, y fue Gustavo Conti quien rápidamente tomó su lugar y comenzó a llevar adelante Pasapalabra con una sonrisa pícara y con mucha energía. 

Fuente: Paparazzi