Tras dar positivo para coronavirus, Susana Giménez fue internada este jueves en el Sanatorio Cantegril de Punta del Este por una desmejoría en su cuadro de salud. 

La actriz y conductora quedó en observación debido a la baja saturación de oxigeno en sangre y dolores corporales fuertes, según confirmó su hermano Patricio a la prensa.

Giménez fue trasladada a la clínica en ambulancia desde su casa, La Mary. Una vez internada, se comunicó con el periodista Luis Novaresio, a quien reconoció: "saturo muy bien de oxígeno, pero tengo un dolor de cuerpo horrible. No puedo hablar”, explicó en el mensaje que difundió el conductor en A24.

La animadora de 77 años presentó el miércoles pasado síntomas compatibles con la enfermedad y se hizo un hisopado. El resultado dio positivo, lo mismo que en el caso de su hija, Mercedes Sarrabayrouse.

Susana recibió la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 el 24 de abril en el predio del Campus Municipal de Maldonado, Uruguay. En aquella oportunidad, se la vio muy simpática y se tomó unos minutos para saludar a los fanáticos que se acercaron para pedirle una foto.

El contexto cambió este fin de semana cuando recibió la segunda dosis. La diva adelantó la fecha que tenía asignada y se dirigió al mismo predio donde había sido inmunizada previamente. Pero la situación fue muy distinta: no hubo fotos y la prensa casi no se enteró.