PERGAMINO (ADNSUR) - A pocas horas de la internación de Camila Perissé, su marido, Julio Fernández, publicó un video pidiendo ayuda por el abandono que, según cuenta, sufre la ex vedette.

“Esta deshidratada, pesa 42 kilos y se le va la cabeza. Ni siquiera vino a verla un psiquiatra. Pretenden que quede en casa, con internación domiciliaria. Lo que le están haciendo es una animalidad", aseguró el hombre en diálogo con Teleshow previo a aclarar que su esposa "Tiene colitis amarilla" por lo que "no podemos tratarla como una paciente ambulatoria”.

Por sexta vez en dos años, aseguró, la también ex actriz debió ser internada debido a sus problemas de salud.

“Tuvieron que hacerle cuatro operaciones, dos de ingle, después de cadera y de fémur. Estuvo tres meses en silla de ruedas. El peor error fue tratarla como si tuviera un fibromialgia y darle una medicación que he hizo pésimo. Encima se agarró Covid que derivó en una neumonía y eso la terminó de destruir”, agregó previo a aclarar que Mirtha Legrand, enterada de la situación, donó dinero para ayudar a su tratamiento.

Perissé, muy popular en el medio y un ícono de los años 80', trabajó en teatro, cine y televisión, y tras varios años en el exterior se radicó en Mariano Benítez, una pequeña localidad a 30 kilómetros de Pergamino.

“Vendí herramientas, todo equipo de sonido… No me queda nada. Ya no sé qué hacer para lograr lo que necesita: que la trasladen a Mar del Plata. Allá tenemos quien nos reciba, una casa y la clínica de cuidados especiales dónde pueden atenderla. Voy a ir hasta las últimas consecuencias hasta lograrlo”, remarcó Fernández sobre su situación.

Y cerró: “Necesitamos la compasión de gente como Mirtha, que la ayudó tanto. Que colabore la gente que la admiraba y sus colegas actores que la querían cuando estaba allá arriba”.