Vanina Escudero actualmente vive en Montevideo, Uruguay, junto a su marido Álvaro Navia y a sus dos hijos Benicio y Joaquín hace un año. En los últimos días, decidió volver al Argentina de sorpresa para el cumpleaños de su hermana Silvina Escudero, aunque los planes sufrieron un imprevisto. La bailarina sufrió una descompensación y tuvo que ser internada de urgencia.

La información trascendió de casualidad ya que Karina Iavícoli estaba intentando contactarse con Vanina para hacerle una nota junto a Silvina para Intrusos. En esa comunicación, la periodista se enteró que bailarina estaba internada.

"Me dijo que no iba a poder, que venía por poquitos días para estar con su familia pero que había terminado internada y no sabía cuándo podría salir", contó la panelista. 

"Según me dijo, tuvo un folículo hemorrágico, que le generaba mucho dolor y tenía que quedarse ahí hasta que esa sangre se reabsorba o hasta que los médicos indiquen qué hacer", detalló Iavícoli. 

El folículo es una especie de quiste sangrante que se encuentra en el ovario y que, según la gravedad, puede requerir cirugía.

Según contó Vanina, "aparentemente, en el mejor de los escenarios, no sería quirúrgico". Por su parte, Silvina explicó que está acompañando a su hermana como puede. "No sabe cuánto tiempo se va a quedar o fechas de cuánto tiempo va a estar internada", dijo ​la periodista.

El fin de semana pasado, Silvina celebró su cumpleaños con una gran fiesta en el jardín de su casa al aire libre donde asistieron amigos y familiares. Entre ellos, Vanina con sus hijos, quienes bailaron toda la tarde con la cumpleañera.