RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - El realizador Fernando Salem, junto a su equipo de producción, llegó en 2018 a la Cuenca Carbonífera para filmar “La Muerte no existe y el Amor, tampoco”, una película basada en la novela “Agosto” de la escritora y actriz Romina Paula. Luego el destino fue El Calafate, en donde se grabaron las escenas finales.

“Fue fascinante”, contó Salem, quien detalló que como se trató de "una película independiente, veníamos con inseguridades y la necesidad de una mano” que, afortunadamente, no les faltó ya que los vecinos se encargaron de ayudarlos, unos prestando su restaurante u hotel, otros con el transporte y hasta actuando en alguna escena. Salem resaltó que se encontraron “con un montón de gente y ya no estábamos tan solos. Se transformó en una película de 28, Río Turbio y El Calafate”, resumió en contacto con LU12. 

 

FerSalem on Twitter

 

El rodaje de la película duró varias semanas. "La verdad es que fue una experiencia increíble; solamente encontramos apretones de manos, risas, abrazos y gente que quería ser parte y que sigue sintiendo a la película como propia, porque trabajó en ella y por eso es de ellos también”.

Según resaltó La Opinión Astral, el director resaltó que "está buenísimo cómo uno filmando puede transformar la realidad de la gente que vio que podía estar en un rodaje; uno puede inspirar a un montón de personas que pueden querer dedicarse al audiovisual cuando nos ve trabajar, porque se dan cuenta de que no hay que ser ningún marciano”.

 

"La muerte no existe y el amor tampoco" fue filmada en tres localidades de Santa Cruz"La muerte no existe y el amor tampoco" fue filmada en tres localidades de Santa Cruz
"La muerte no existe y el amor tampoco" fue filmada en tres localidades de Santa Cruz

 

Salem destacó la "sensación de mucha conexión con cada una de las personas con las que trabajamos”, y si bien por delante sabe que está “el desafío de acompañar la película a las salas y que la gente vaya al cine, me reconforta muchísimo saber que el escenario de la Cuenca se va a ver en el exterior” y en todos los cines del país desde este jueves 9 de enero.

PRESENTACIÓN EN SANTA CRUZ

El film, según contó el realizador, sería presentado en febrero en las tres localidades de Santa Cruz en la que fue filmado. El recorrerá el país para acompañar los lanzamientos personalmente: "Voy a intentar recorrer todos los cines que pueda, inventaré cines adonde no los haya, pondré un proyector para encontrarme con la gente”, anticipó.

 

Fernando Salem, realizador del filmFernando Salem, realizador del film
Fernando Salem, realizador del film

 

 

“Yo tengo la costumbre con mis productores de acompañar la película y hacer escalas un poco más humanas, por esta cosa de acompañar la película y hablar con el público para tener contacto y ver qué les pareció, es uno de los momentos que más anhelo de la producción”, agregó.

Sinopsis

“La Muerte no existe y el Amor, tampoco” cuenta la historia de una chica de 28 de Noviembre que se muda a Buenos Aires. Allá tiene su pareja y trabajo, su vida, y, estando lejos, una de sus mejores amigas se suicida.

Emilia, la protagonista, regresa a su ciudad natal, porque el papá de su amiga, fallecida años atrás, la invita a tirar las cenizas y a exhumarla. Para ello, pone en pausa su vida en Buenos Aires.

Una vez de vuelta en la Cuenca Carbonífera, la joven santacruceña se reencuentra con la nieve, el frío y el viento del sur, y revive su pasado con el amor de su vida, Julián, quien acaba de ser papá.

“Es una historia muy común en nuestro país, donde los jóvenes tienen que irse, pensando que en Buenos Aires pueden vivir otra vida y después, cuando vuelven, no encuentran su lugar”, según el director.

El filme es protagonizado por la actriz Antonella Saldicco (Emilia) y Agustín Sullivan (Julián), el actor que saltó a la fama tras personificar a Sandro en su juventud, además de la participación de los santacruceños que salieron seleccionados en el casting previo al rodaje.