CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El sábado pasado, Susana Giménez abandonó su casa y se dirigió a Aeroparque. Allí tomó un vuelo que partió a las 15 horas con destino a Montevideo, Uruguay, acompañada por su hermano, el cantante Patricio Giménez. "Después de 65 días encerrada en mi casa sola tenía derecho a venir acá donde tengo personal que pagar, perros, animales", manifestó.

La popular animadora televisiva aseguró que "pedí permiso por supuesto, porque si no no te dejan entrar. Pedí mi permiso por residencia, porque tengo casas acá" y enseguida ironizó que "llené más papeles que si hubiera ido a Rusia durante el comunismo".

Según informó la agencia NA y luego detalló la señal de noticias A24, el vuelo fue autorizado el día anterior (22 de mayo) con el detalle “Traslado de dos ciudadanos argentinos con residencia en Uruguay”. Cuando la diva y su hermano arribaron a Uruguay, testigos confirmaron a Noticias Argentinas que las autoridades del Aeropuerto Internacional de Carrasco no les permitían bajar del avión hasta que la conductora mostró el certificado que obtuvo. Se trata de un certificado de estar tramitando la residencia en la República Oriental del Uruguay (ROU).

La autorización había sido otorgada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), para viajar en la aeronave Lear Jet 60, Matrículo LV-FVZ, de la firma Baires Fly. Una vez que exhibió los papeles correspondientes, indicó que el destino final era su casa de Punta del Este.

“Antes de la cuarentena, lo normal eran 600 operaciones diarias. Ahora son 10 o menos, todas de aviones chicos. Pero suelen ser vuelos sanitarios, oficiales (con autoridades que se trasladan), de seguridad o carga”, indicó una fuente.

El documento oficial de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) -organismo que habilita a viajar- expresa: "A partir del 06/04/2020, a que las personas comprendidas dentro de los supuestos previstos en dicha norma y que deban contar con el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia COVID- 19, hayan obtenido el mencionado certificado con anterioridad a la realización del vuelo que se autorice. En su defecto, y para aquellas personas que no resulten obligadas a la tramitación del Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia COVID-19, la autorización quedará supeditada a la obtención de los certificados que adicionalmente establezcan las autoridades competentes o, en los casos en que corresponda, a la presentación de la Declaración Jurada - Transporte Aéreo de Pasajeros. Queda bajo exclusiva responsabilidad de los pasajeros disponer de los permisos correspondientes a la circulación de los mismos”.

El 17 de marzo, días antes de que el presidente Alberto Fernández decretara el aislamiento social preventivo y obligatorio en la Argentina, Susana Giménez había manifestado su disgusto por no haber podido viajar a su casa de Punta del Este, ya que había ido a Buenos Aires a hacer un trámite y su idea original era regresar a Uruguay.

“Estoy en Buenos Aires pero tengo muchas ganas de irme a La Mary a respirar aire puro y pasar la cuarentena allí, con mis perros y mis plantas”, expresó en ese momento la diva que logró obtener el permiso necesario para poder viajar.

Fuentes: Infobae / TN