CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La modelo y conductora Luciana Salazar volvió a encender la llama de la polémica en su relación con el economista Martín Redrado, y rompió en llanto al recordar experiencias vividas con su ex pareja.

“Fue decisión de él revincularse con la nena. Él puso a la nena en el medio, no yo. Cuando nos empezamos a ver a escondidas por el tema de Matilda, él me pidió tiempo para contárselo a su entorno y a su novia. Al principio lo entendí, nos encontrábamos a escondidas en su oficina y en su casa. Hasta que un día pasó una situación que yo dije ´hasta acá llegué´”, contó Salazar en diálogo con Intrusos.

Y sumó: "Fuimos a la casa de él, él me dijo que estaba por venir su hija a buscar algo, ‘son 15 minutos y se va, ¿te querés quedar arriba?’, me dijo, y yo le contesté que sí. ’Por favor, controlá que la nena no hable, no grite’, me pidió".

Además, aseguró que "en un momento escucho el ascensor y me empezó a temblar el corazón como si estuvieran entrando ladrones y yo me tenía que esconder para que mi hija no gritara"

"Esa situación... lo digo y me pongo muy mal. Tuve que hacer pasar a mi hija por una situación que no nos merecíamos”, consideró previo a romper en llanto.

Luciana Salazar habló de como fue relación con Martín Redrado en "Intrusos".

“Ese día me sentí lo peor y lo llamé y le dije ’todo por tus mentiras, basta, se terminó, o le decís la verdad a tu novia o se terminó con nosotras´. Entonces él se dio cuenta de que eran incompatibles las dos cosas. Él nos eligió a nosotras”, agregó.

Las críticas de Tomás, hijo mayor de Redrado, fue otro de los temas tocados por la modelo.

"No me voy a meter tanto en la situación de los hijos, el primero que se metió fue Tomás. Yo no salté a contestarle a él con esos chats, fue una respuesta a las agresiones que recibí de una persona que no es un menor, es un adulto de 25 años que se metió en una relación que no le corresponde, del padre con la novia o ex novia, lo que sea. Yo no sé si él manda gente para que hable por él o esta persona se tomó la atribución, pero tampoco él le pone límites”, dijo.

Y cerró con detalles sobre su relación: “No tenía intimidad, a mí me revisaban los mails, lo que hablaba con él, fue tremendo. Este tiempo desde que hablé en Polémica en el Bar, no paré de recibir insultos de esta persona, después me pedía perdón, pero seguía”.