Shaquille O'neal nos tuvo siempre acostumbrados a cosas sorprendentes en las canchas de basquet de los mejores equipos de la NBA. Leyenda del deporte, siempre se caracterizó por su gran tamaño físico que atemorizaba hasta a los más bravos rivales.

Sin embargo, a varios años de su retiro, decidió ponerse a prueba una vez más, esta vez en una competencia contra si mismo. Quería bajar de peso. "Quiero quitarme la camisa en Instagram por última vez", se dijo así mismo previo a tomar la radical decisión.

“Mi hermana falleció. Y luego Kobe Bryant falleció también. Y luego otras muchas pérdidas. Fue un año realmente malo y no quería hacer nada. Y cuando eso sucede, pero quieres evitar otro tipo de problemas, hay dos cosas que puede hacer: comer y Netflix” en diálogo con la revista Men’s Journal respecto a cómo transitó 2020, el primer año de la pandemia.

Según detalló, fue al ver “a un anciano de unos 70 años con músculos por todos lados” que decidió dar un giro en su vida.

El impactante cambio físico de Shaquille O’Neal que sorprendió al mundo

“Empecé a comer mejor y a tomar mejores decisiones. Mi problema es que siempre he sido un tipo de sándwiches. Sándwich para el almuerzo, sándwich para la cena, sándwich para la merienda. Y cuando todo se me vino encima el año pasado y no podía dormir, me levantaba y me hacía un sándwich a las tres de la mañana, otro a las cinco... Me di cuenta de que no podía seguir así y me dije a mí mismo, ‘quiero quitarme la camisa en Instagram por última vez’”, señaló.

Y concluyó: "No más pan, no más galletas de chocolate, no más pasteles... nada de eso. Ahora solo como frutas, batidos de proteínas, ensaladas, pescado, pollo, espárragos y otras verduras. Todo en porciones muy pequeñas lo que me ha ayudado a perder unos 10 kilos. Empecé a ver cosas que no había visto en 20 o 30 años, como un six-pack. Y no he tenido uno de esos desde que estuve en los Miami Heat en 2006”.