BUENOS AIRES (ADNSUR) - En el programa que conduce  Eduardo Feinmann en La Nación+ se vivió un insólito momento cuando el cronista Jerónimo Mura presentó un síntoma de Covid-19 en plena emisión durante un móvil.

Como parte de las medidas preventivas ante la la segunda ola, se han instalado aparatos para medir a distancia la temperatura de los pasajeros que ingresan a la mencionada estación. “A ver, ponete vos para ver cuánto tenes de temperatura”, le pidió Feinmann al movilero que apareció en el sensor oscilando entre los 37,3 y 37,8 grados, por lo cual se encendió la alarma de un posible caso positivo de Covid-19.

El tono de la charla cambió cuando la temperatura de Mura que apareció en el sensor fue de más de 37 grados, oscilando entre los 37,3 y 37,8, medida que ya se considera febrícula, y que en estos tiempos enciende las alarmas ante un posible caso positivo de Covid-19. “Ah, bueno, estamos en el horno”, comentó el conductor desde el estudio.

Allí le preguntó a su compañero si estaba cerca de la cámara del móvil, teniendo como hipótesis que la luz de la misma podría hacer que su temperatura corporal aumente. Sin embargo, los camarógrafos presentes en el piso le indicaron que eso no era posible.

Feinmann le pidió al cronista que vuelva a ponerse adelante de la cámara térmica, y esta siguió arrojando 37,7 grados. “Estamos complicados”, aseguró el movilero. “Vos fijate una cosa, el resto de la gente que pasa son todos con 36”, agregó el conductor.

El doctor Claudio Zin le dijo con seriedad a Mura que vaya a hacerse un testeo para saber si efectivamente o no se contagió. Minutos después, Jerónimo Mura explicó que su temperatura elevada fue producto de un acercamiento al sensor de la cámara térmica.