La conductora fue internada de urgencia en el Mater Dei en la tarde de este jueves. El sanatorio informó que se le encontró una obstrucción coronaria.

Después de sufrir un malestar en el pecho, Mirtha Legrand fue intervenida quirúrgicamente, en donde le colocaron dos stents y quedó internada para un mayor control. Este viernes sucedió una situación de película, desde el entorno de la diva de los almuerzos, confirmaron a los medios que dos intrusos intentaron ingresar disfrazados de médicos para tomarle una foto, pero fueron detenidos por la seguridad del hospital.

Este viernes comunicaron en el último parte médico que la conductora está de buen ánimo y presenta una evolución favorable, aunque continuará en la unidad coronaria. El sábado a las 11 volverán a informar sobre su estado de salud.

Pero más allá de tratar de mejorar su estado salud, según informó Pía Shaw en el aire de Los ángeles de la mañana, los allegados se sorprendieron al enterarse que se trató de dos hombres los que se disfrazaron de médico y enfermero e intentaron ingresar al piso donde se encuentra Mirtha para tomarle fotografías.

“¿De algún medio o freelance?”, consultó Ángel de Brito. La angelita dijo que no se sabía esa información, pero destacó el rol del personal de seguridad que se dio cuenta y les impidió el paso.

Desde el entorno de la familia de Mirtha, aseguraron que este episodio ocurrió, pero no dieron mayores detalles.