Una gran noche vivieron los hermanos Pimpinela con la presentación de Rocío Hazan Galán, quien sin que ellos estuvieran enterados se presentó a cantar en las audiciones a ciegas provocando que todos los jurados se dieran vuelta por su talento.

Quien se mostró profundamente emocionada hasta las lágrimas fue Lucía Galán, la cantante de los Pimpinela,  y la madre de la joven talentosa.

Rocío Galán subió al escenario interpretando "Una canción para que te cuides", uno de los éxitos del conjunto argentino, lo que hizo que prestaran atención con más detenimiento a la audición para decidir si volteaban, dando el visto bueno para la próxima gala del ciclo que actualmente se lleva a cabo en Perú.

Mientras que uno a uno de los jurados fueron dando la vuelta, los Pimpinela se miraban con una mezcla entre extrañeza, curiosidad y asombro. "Es Rocío", la reconoció Lucía y no dudó de apretar el botón.

Poco a poco Rocío se fue acercando a su familia y la emoción hizo lo suyo. Aunque con la voz un poco entrecortada, la canción siguió adelante hasta fundirse en un abrazo entre los tres. "Esto no se hace", dijo Lucía, hasta que el conductor, Cristian Rivero, tomó la palabra: "Tu tío y tu mamá se miraban y se preguntaban si eras vos".

Del Instagram de duopimpinela

"Menos mal que se dieron vuelta porque si no me hubiera quedado aquí parada sola", comentó Rocío, mientras que Lucía contó que su hija le había dicho que no podía acompañarlos porque "tenía un examen".