Este jueves, Santiago "Chano" Moreno Charpentier rompió el silencio para hablar de su "nueva vida" con Jorge Lanata en “Lanata sin Filtro” por Radio Mitre, tras el conflicto vivido en el mes de julio por su brote psicótico.

A raíz del impacto de bala por parte de un policía que intentó prevenir el ataque hacia su persona y a los familiares del cantante que estaban con él, debieron extirparle un riñón, el bazo y parte del páncreas. 

Tras su alta hospitalaria, Chano comenzó su rehabilitación a las drogas y comentó su vivencia dentro del lugar donde está internado. “Soy medio bipolar. La enfermedad la tengo aún sin consumir. Esto me permitió tratar los síntomas y conocerme".

Además sostuvo que "todo esto me enseñó a tener paciencia”, confesó el cantante.

También comentó que “es bizarro estar internado. Vivo en una estructura muy rígida, que me hacía falta. La enfermedad de la adicción no solo se manifiesta con el consumo de sustancias”, agregó.

A su vez, el artista contó algunas de las reglas que tenía dentro de su internación donde, por ejemplo, no le permitían compartir objetos con otros compañeros.

“Mañana termino con una fase de internación. Ahora sigo con una parte ambulatoria. También sigo haciendo grupos, psiquiatras. Me estabilicé un montón. Estoy en una fase de mucha felicidad”, explicó.

Por otra parte, Chano Charpentier advirtió que su consumo era solitario y no social: “Consumía y llamaba al dealer llorando”.

“La última vez tuve un brote y no me acuerdo nada. La última vez que estuve acá yo te mentí porque vos me decías que estaba mal”, le reconoció al conductor. “Ahora casi me muero, yo no lo podía creer”, sentenció.