“Acá estoy, pero prefiero no hablar, perdoname. No estoy bien”, contestó Cabito Massa Alcántara frente a la consulta de Teleshow. Y no quiso dar detalles del problema de salud que lo está aquejando. El día viernes, el humorista publicó en sus historias de Instagram un llamado a la solidaridad pidiendo donantes de sangre para sí mismo y despertó la preocupación de sus seguidores. Luego, su amigo personal Christophe Krywonis, confirmó en Lo de Mariana, por ElTrece, que había sido internado de urgencia.

La publicación del ex "Basta de todo" decía textualmente: Necesito dadores de sangre para mí, 0 negativo. Hospital Británico de lunes a viernes de 8 a 15 hs. Eduardo Massa Alcántara”. Y luego compartió un posteo de una joven llamada Jessica, con la foto de su perrita, que decía: “Pica la canchita y yo te amamos”. A lo que él respondió: “Yo a ustedes con el alma”.

Cabito está internado y piden dadores de sangre

En tanto, sobre el final de su programa, Mariana Fabbiani anunció: “Vamos a ponernos serios. Nos acabamos de enterar que está internado Cabito”. Y, enseguida, el cocinero del ciclo solicitó que quienes pudieran se acercaran a colaborar con su amigo. “Sí, necesita sangre. (Los dadores) deben tener de 18 a 65 años y pesar más de 50 kilos. Si lo pueden ayudar...”, dijo.

Enseguida, la conductora cerró la edición del día remarcando: “Hacemos un llamado a la solidaridad para todos los que puedan donar. Le mandamos un beso muy grande. Cabito, vamos, ¡fuerza! A ponerle garra, que pasaste por muchas cosas. ¡Vamos!”.

A mediados de marzo, el humorista había visitado "Seres Libres", el ciclo de entrevistas de Gastón Pauls que se emite por Crónica HD, donde se refirió a su problema de obesidad: llegó a pesar casi 200 kilos y a necesitar una operación de bypass gástrico en marzo del 2017.

Cuando el conductor del ciclo le preguntó cuándo sintió que su problema se había desmadrado, aseguró: “No lo tengo tan claro. Fue paulatino. Como pasa en cualquier exceso de tu vida, hay una trampa en sí misma respecto a mañana tengo la chance de mejorar. ‘Mañana empiezo la dieta’, ‘mañana dejo la merca’, ‘mañana dejo de jugar’ o cualquier adicción que vos tengas”.

Además, habló de un punto que muy pocos tienen en cuenta. “El problema de la adicción a la comida, que hay distintos factores que hacen que una persona sea obesa o hiper obesa que tienen que ver con la información. Quien es adicto al cigarrillo, un día deja el cigarrillo, rompe esa barrera y no fuma más. A la cocaína, lo mismo. El gordo, toda la vida tiene que seguir probándose a sí mismo porque toda la vida tiene que comer, porque de eso depende. Es muy difícil”, dijo.

Sobre su tiempo más duro, en tanto, Cabito apuntó: “Uno se acostumbra a convivir con el dolor. Lo naturalizás. Yo no me podía poner las medias. Cosas tan básicas como esas. De hacer veinte o treinta metros y que valgan la pena. Me agitaba. Tenía apneas. He llegado a dormir medio sentado. La gente piensa que sos gordo porque no tenés fuerza de voluntad. Hoy por hoy, gordo es la única calificación que podés decir en televisión y no pasa nada”.