Tras casi 14 años, finalizó la tutela y curatela de Jamie Spears, sobre su hija, la cantante Britney. Finalmente, la princesa del pop tiene control sobre sus propias finanzas y, aún más importante, de su propia vida.  La jueza Brenda Penny, le devolvió sus derechos legales y civiles a la cantante. 

Britney Spears se liberó de la tutela y control de su padre

Los fans expresaron su alegría y emoción tras los hechos ocurridos este viernes y las redes sociales explotaron. Además, en la fachada del tribunal 'Stanley Mosk Courthouse' del centro de Los Ángeles, manifestantes se pronunciaron a favor y en apoyo de la cantante Spears con carteles, pancartas y brillos. Tras enterarse de la decisión de la jueza, las calles estallaron de emoción. 

La estrella compartió un video en Instagram, de aquellas personas que se encontraban en la puerta del tribunal. Se mostró agradecida con las siguientes palabras: "Buen Dios, amo tanto a mis fans! Creo que lloraré el resto del día! El mejor día de todos... Alabado sea el señor... Puedo tener un amén? #BritneyLiberada".

Del Instagram de britneyspears

Su padre, más temprano había coincidido en que era momento de que "retomara el control de su vida", según el sitio web de la BBC. Los representantes legales de Jamie Spears, explicaron que en su momento, cuando él tomó control de su patrimonio, carrera artística y demás, era porque "su vida era un caos, ella estaba sufriendo a nivel emocional, mental y financiero", según citó la BBC. 

Hechos previos a este viernes 12 de noviembre

El 29 de septiembre pasado, la jueza de Los Ángeles, Brenda Penny, dictaminó que se suspendía el control legal del padre de Britney Spears sobre su hija, quitándole de inmediato el poder sobre sus finanzas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!