Noche a noche, millones de personas siguen las instancias de la competencia y se vuelcan a las redes para comentar sobre lo sucedido. Los participantes, claro, fueron ganando seguidores que los defienden y analizan sus propuestas culinarias como si se tratara de los mismos jueces del concurso. Boy Olmi es uno de los que más adeptos ganó, y su mujer, Carola Reyna , contó cómo vive el actor este momento de exposición y desafíos.

En diálogo con Catalina Dlugi, en su programa radial Agarrate Catalina, la actriz reveló cómo toma los piropos y las muestras de afecto para con su marido: "Me siento alagada, pero tampoco me doy por aludida, porque si no lo tengo que encerrar y atar a la silla", bromeó.

"

Yo lo conozco tanto, que no me sorprende lo que pasa con Boy. La gente lo sigue descubriendo, pero nosotros ya tenemos tan conocido a ese Boy... Acá siento que Boy no pretende hacer nada, en el buen sentido lo digo, es él", aseguró en otro tramo de la entrevista.

Con respecto a cómo está atravesando Olmi estas instancias del concurso culinario, indicó: "Aparece su alma a pesar del formato. Tampoco es fácil, está muy agotado, muy estresado. Es muy grande el nivel de exigencia. Él cocina más con lo que es él que con una receta. Sufre mucho, pero después averiguas y sufren todos".

En cuanto a si se siente tentada a juzgar el desempeño del actor, aseguró: "Vemos el programa y no encuentro nada que criticarle. ¡Yo no podría estar ahí ni un minuto! No lo critico porque está haciendo todo muy genuinamente y muy bien. Muy amorosamente. No sabes lo que es la gente por la calle, como lo quieren".

Fuente: La Nación