El jurado de Bake Off Argentina tomó este miércoles una decisión sin precedentes que sorprendió tanto a los televidentes como a los propios participantes, en el marco de uno de los desafíos que se realizan a diario en el certamen.

Todo ocurrió sobre el final del programa del día de la fecha, donde los pasteleros, entre los que se encuentra la comodorense Kalia Manzur, debían preparar un plato "dedicado a la golosina estrella de todos los kioscos": el chocolate.

En el mismo, los participantes fueron desafiados a crear tableras de distintos tipos, con dos chocolates distintos y cinco piezas de cada una, las cuales debían tener relleno y decoración propia, además de que una de las tabletas incluya una preparación horneada.

La preocupación se apoderó de los participantes al escuchar la consigna, tanto así que fue Kalia quien logró expresarlo con palabras: "Quedamos shockeados, tipo silencio de tumba", dijo.

Esta preocupación e incertidumbre se hizo notar al momento de presentar sus preparaciones ante Damián Betular, Dolly Yrigoyen y Pamela Villar, quienes no quedaron contentos con la performance de los cocineros.

A raíz de esto, se decidió que los cinco minutos extras para el próximo programa que se entregan todas las noches como beneficio al mejor participante de la jornada, quedaran vacantes, algo que sorpendió a propios y extraños.

"Algunos de ustedes lograron presentar la caja con las 10 paletas pero no estaba el chocolate preparado, se desarmaba... no lograron cumplir la consigna", afirmó Dolly al respecto.

Por su parte, Betular decidió explicar a Ximena, quien tuvo el mejor desempeño del día, por qué el premio no iba para ella.

"Ximena, en tu caso estuvo el chocolate correcto y los rellenos también, pero hubo uno que no te hizo cumplir la consigna", aclaró.