BUENOS AIRES (ADNSUR) - Andrea del Boca es una mujer quebrada por dentro por el infierno que le tocó vivir a su hija Anna Chiara, víctima de los abusos de su padre, Ricardo Biasotti. La actriz fue citada a declarar en la causa contra su ex esposo y reveló en vivo, en Nosotros a la mañana, detalles espeluznantes de la relación de la joven con su progenitor, lo que hizo que no pudiera contener la angustia y rompiera en llanto.

“La causa siguió, aún en pandemia, y mi familia y yo tuvimos que ir a declarar. Es muy duro como mamá tener que relatar los dichos de Anna, cuando me empezó a contar lo que se había guardado durante muchos años por miedo, por vergüenza, porque se sentía humillada, porque se sentía sucia. Y después de la muerte de mi papá, desesperada empezó a llorar y a contar cómo, sistemáticamente, cuando la llevaba a la casa de su progenitor masculino, como ella le dice, la obligaba a dormir en el dormitorio de él”, comenzó relatando la artista, mientras se quebraba por revivir todo el drama que atravesó su hija.

Entre lágrimas Andrea Del Boca contó la dura declaración que hizo Anna Chiara contra Biasotti

Y continúo: “Él estaba desnudo, le apoyaba su miembro, la toqueteaba, la besaba en la boca, con el asco que le daba a ella todo eso. Ella agarraba su muñeca para sentirse en una cajita de cristal, golpeaba, pero nadie la podía escuchar. Por supuesto que yo le daba un celular para que se pudiera comunicar conmigo, pero siempre él lo escondía. El asco que le daba cuando la obligaba a ver películas pornográficas. Ella no sabía lo que significaba a esa edad, pero le daba mucho asco ver cómo personas besaban por donde uno hacía pis, y con los años se dio cuenta que eso se llama ‘sexo oral’, pero ella era muy chiquita y no tenía por qué pasar todo eso”.

Andrea también se refirió a cómo este drama moldeó la personalidad de Anna Chiara: “Son heridas que quedan en el alma y que no se curan. Ahí entendí la baja autoestima de mi hija, el miedo que tuvo durante muchísimos años a contarlo porque estaba amenazada, porque de hecho la siguió amenazando hasta el año pasado para que no hiciera la denuncia. Es un mentiroso compulsivo, inventa cosas para demorar la causa, quiso recusar al juez, se negó sistemáticamente a todas las pruebas, le hizo una denuncia a mi abogado por algo que no sucedió, porque Fioribello no aceptó el dinero que le había ofrecido. Y según trascendió, también le inició un juicio a Susana Giménez por el programa al que fui el año pasado”.

Y remarcó: “Yo no le deseo a nadie este dolor y la impotencia y darme cuenta que, durante tantos años Anna, cuando tenía que salir a dormir a la casa del padre nos suplicaba, se agarraba de los marcos de las puertas para no tener que ir. Y si bien yo hice todas las denuncias en el Juzgado de Familia, nunca fui escuchada, nunca fue a cámara gesell, y si yo no permitía que saliera, yo tenía las multas. El padre biológico le robó la inocencia, es inhumano”.

Por último, la actriz contó cómo se enteró de los abusos de Biasotti: “Fue justo después de la muerte de mi papá, quien adoraba a mi hija. Estaba volviendo de la cremación de mi papá con mi mamá, mi hermana y mi cuñado, contando anécdotas de la vida de mi papá, tratando de recordarlo con una sonrisa, y de pronto Anna rompió en llanto con una angustia que nos quedamos todos helados de qué era lo que le estaba pasando. Y cuando empezó a hablar y a contar esto, a mí en ese momento me cayeron muchas fichas, entendí muchas cosas”, manifestó del Boca.