BUENOS AIRES (ADNSUR) - Anabela Ascar, quien supo conducir un ciclo de entrevistas en Crónica TV, el canal que fundó su fallecido esposo, Héctor Ricardo García, decidió alejarse para siempre de los medios y se lo informó a Tomás Dente en Nosotros a la mañana.

"'Me fui de los medios, Tomi, no me interesa volver, no me interesa aparecer en el medio de tantos chimentos sin sentidos'. Es la palabra de nuestra querida, que se retira del medio, Anabela Ascar", leyó de su celular el panelista develando el Enigmático, y expresó sus buenos deseos para con la conductora: "Le mandamos un beso y le deseamos que en sus nuevos emprendimientos le vaya requete bien, porque es una gran mujer y se lo merece".

Anabela Ascar anunció que se retira de los medios

Ascar se encuentra en conflicto judicial con la familia de su difunto marido y lleva más de un año viviendo en la casa que era propiedad suya pero que ahora se disputa con los hijos y herederos de él, al punto de que existe una orden de desalojo contra ella y su madre pero continúan resistiendo.

En julio se cumplió un año de fallecimiento de García y Anabela había reaparecido con declaraciones sobre su situación, también a través del panelista de Nosotros a la mañana."Me aclaró que Héctor no le dejó nada y que ella está luchando por lo que considera suyo. Que los dos departamentos que tiene a su nombre son de ella desde antes de la relación con Héctor y que el supuesto campo no existe", había comunicado Dente.

"Me quieren hacer pasar por usurpadora, una locura total. La casa es una sociedad anónima y mi mamá también es socia. La familia no es dueña al ciento por cientos de las acciones y nunca nadie de la familia dio la cara. Mandan gente a los canales a destruirme", decía la viuda de García.

"No puedo ir más a los medios porque estoy esperando que la Justicia se expida. Es una barbaridad lo que están haciendo conmigo. Yo lo cuidé a Héctor hasta sus últimos momentos, tuvo internación domiciliaria en casa y estuvo muy bien atendido hasta sus últimos minutos. Solo mi mamá y yo. No había familiares", había reclamado Ascar, quien aseguró que con García habían firmado una "unión convivencial", y plantear que su objetivo es "que su causa siente algún tipo de precedente para los convivientes en Argentina".