La actriz Amii Lowndes, de series como Dr. Who o Skins, murió con tan solo 29 años. Según trascendió, la joven sufrió dos ataques epilépticos en el patio de la casa de sus padres, donde fue encontrada sin vida.

Las primeras informaciones dan cuenta que las convulsiones fueron provocadas por una enfermedad que nunca le diagnosticaron. La joven actriz sufrió un colapso en el jardín de sus padres y nadie pudo hacer nada por reanimarla.

Semanas atrás, había sufrido convulsiones similares, pero los médicos no habían podido determinar cuáles fueron las causas. Nunca fue diagnosticada por la enfermedad y en consecuencia no tuvo ninguna clase de tratamiento.

Según se informó, Amii falleció de SUDEP (sudden unexpected death in epilepsy patients), una muerte súbita inesperada en un cuadro epiléptico.

 

Tras la muerte de Lowndes, la polémica se desató en Reino Unido donde se discute si la falta de diagnóstico es considerada como negligencia o no, o si se puede considerar que en su caso hubo mala praxis. 

“El primer ataque que sufrió Amii data de hace tres años, pero nunca lo relacionamos con esto; recién con su muerte nos enteramos que era SUDEP”, explicó Bea, la madre de la actriz, en una entrevista publicada por el diario británico "The Mirror".

Según informó la madre de Amii, tuvo su primer ataque durante el 2018 y otro más reciente en mayo de 2020. En ese momento - según Bea - consultó a un neurólogo, pero no detectó ningún cuadro epiléptico.

En dicha consulta telefónica, el profesional le sugirió a la actriz que los ataques podrían estar vinculados a un problema cardíaco. Por eso, su epilepsia nunca recibió ninguna clase de tratamiento.

"Perderla nunca estuvo en nuestras cabezas. Estamos muy dolidos. A Amii le encantaba la diversión, estaba llena de vida y tenía muchas ideas. Sentimos mucho su pérdida. Nada traerá de vuelta a Amii, pero si podemos salvar a otra familia que esté pasando por nuestro dolor, valdrá la pena", expresó la madre de la actriz.

La actriz había viajado desde Londres a Bristol durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus. Y en dicha ciudad, donde residen sus padres, perdió la vida.

Lowndes tuvo papeles junto a Peter Capaldi en la serie británica producida por la BBC londinense 'Doctor Who', en 2014. También en la comedia dramática 'Skins' y formó parte del drama "Casuality".