Sin lugar a dudas, Carolina Pampita Ardohain tiene una genética privilegiada. Y esto permite que, a tan sólo dos semanas de haber dado a luz a Ana, la hija que tuvo con Roberto García Moritán, no sólo luzca espléndida sino que también tenga la fuerza y la elasticidad suficiente como para hacerle frente al pole dance, la disciplina que más le ha costado a los participantes de La Academia.

Tal como lo anunció este viernes Marcelo Tinelli, la actual jurado del certamen de talento de ShowMatch será la encargada de cerrar la ronda de caño que tendrá lugar el próximo lunes. Y aunque es verdad que la modelo ya ha mostrado su destreza en otros años, cuando era participante del Bailando por un sueño, la realidad es que pocos creían que estaría en condiciones de lucirse a tan poco tiempo de haber sido mamá. Sin embargo, en Los Ángeles de la Mañana mostraron imágenes de lo que fue el primer encuentro de Pampita con la profesional que la ayudará a montar su presentación. Y todos quedaron, literalmente, con la boca abierta.

“Ahí estaba la coach explicándole qué podía hacer, pero ella se mandó sola y empezó a hacer figuras”, dijo Ángel de Brito en el mágazine matutino. Cabe recordar que la modelo, que también es mamá de Blanca (fallecida en 2012), Bautista, Benicio y Beltrán, como fruto de su relación con Bejamín Vicuña, en esta oportunidad tuvo un parto natural, lo que permite que tenga una convalecencia mucho más rápida que en el caso de una cesárea. No obstante, no deja de ser llamativa su capacidad de recuperación.

A dos semanas de haber dado a luz, Pampita se animó a practicar el baile del caño

Sin ir más lejos, a once días del parto, Pampita retomó su actividad laboral: volvió a la conducción de Pampita Online, su programa de Net TV, y regresó al estrado del reality de ElTrece. Y muchos la cuestionaron no sólo por haber vuelto al trabajo tan pronto en lugar de tomarse una licencia por maternidad, sino también por haber llevado a la beba consigo a los estudios que LaFlia tiene en Don Torcuato. Sin embargo, en diálogo con Teleshow, la modelo se mostró muy segura de su decisión.

Ardohain aseguró que “estaba con ganas de volver a la televisión” y contó que “Ana es muy buenita y duerme muy bien”, lo que sin dudas la ayuda a poder estar tranquila cuando no están juntas. Además, enumeró otros factores que hacen posible su pronto regreso: “Tengo horarios súper flexibles, trabajo a la mañana una hora y a la noche dos horas, así que tengo todo el día libre para estar con ella”.

Por otro lado explicó que Robert, como ella cariñosamente llama a su marido, la acompañará todas las noches a los estudios para que ella pueda cumplir su rol de jurado junto con Hernán Piquín, Jimena Barón, Ángel de Brito y Guillermina Valdés. Y, durante todo el programa, el empresario y candidato a legislador estará esperando en el camarín cuidando a la beba. “En casa también me acompaña, es un papá excelente”, resumió feliz Pampita.

Cabe recordar que, durante estos días, la modelo estuvo en el centro de la polémica por su decisión de puntuar con un cero a todos los participantes que hubieran pedido reemplazo en el caño. Sin embargo, a su amiga Baby Franco, quien entró para reemplazar a Julieta Nair Calvo que está aislada por coronavirus, le puso un seis por entender que la razón era justificada.

Fuente: Infobae