Este lunes por la tarde, la polémica panelista Yanina Latorre, quien trabaja en Los ángeles de la mañana, habló sobre la carta documento que recibió la actriz Eugenia "China" Suárez. Según reclama la ex vecina, la artista estaría ocupando "22 metros cuadrados" de terreno que no le corresponden a su propiedad, en el Barrio Privado California Village.

Según Latorre, la denunciante compró esa casa cuando en el barrio existían sólo tres propiedades: la de ella, otra de Nicolás Cabré y la de un tercero no reconocido.

"La señora compró esa casa y cuando van a escriturarla, el agrimensor del barrio se da cuenta que 22 metros cuadrados que eran de ella permanecen dentro del terreno de Cabré", relató Latorre, quien también contó que en esa propiedad vivieron, antes de la China, Soledad Fandiño y Eugenia Tobal , ex parejas de Nicolás.

Ángel de Brito mostró en las redes una captura de la denuncia contra La China Suárez por estafa. Captura de Twitter
Ángel de Brito mostró en las redes una captura de la denuncia contra La China Suárez por estafa. Captura de Twitter

Y agregó, "cuando surge todo esto de los metros cuadrados quedará de palabra (Cabré y la vecina) que al momento de querer vender o escriturar las viviendas él le iba a reconocer los 22 metros"

La mujer que denunció a la actriz le contó a la panelista que el actor en todo momento se mostró predispuesto a resolver este problema pero que tras separarse de la China, él le dejó esa casa para su hija, Rufina, y en ese momento comenzaron los inconvenientes.

"La señora habló con la China y empezaron una negociación, pero ella la derivó con su secretaria que la bloquea. La China también la incluye y hasta apareció el peluquero de la actriz queriendo comprarle la casa. ¡Una estafa completa!", explicó Yanina . 

La China Suárez, recién separada de Benjamín Vicuña. Foto: Instagram
La China Suárez, recién separada de Benjamín Vicuña. Foto: Instagram

A partir de la información que brindó Latorre, la actriz además construyó un depósito sobre ese espacio que no le corresponde y, vendió la vivienda sin devolverle los metros cuadrados a la vecina presuntamente afectada. 

Cansada de todo, la propietaria llevó a la China la Justicia y de momento se impugnó la escritura de la vivienda en cuestión. "La señora no es que quiere la guita hoy pero me dijo 'quiero que se sepa que son dos ratas'", añadió la panelista de LAM.

Y concluyo, "me dijo eso porque él la llamó para ver si no tenías ganas de alquilar o vender la casa para ir con sus hijos. Lo tengo en boca de él por si me lo niegan: él no llevaba a los hijos de él y Pampita a lo de la China porque era un quilombo ".

"La fiscalía le dio la razón a la vecina e impugnó la escritura de la vivienda. Antes de avisarme a mí hizo todo lo que hay que hacer. ¡Está indignada! La China tiene la plata (del boleto de venta de la casa) y no la devuelve ya la vivienda no puede entrar nadie ", concluyó la periodista, quien dijo tener pruebas de todo tipo en contra de la ex Casi Ángeles.