CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - A poco más de tres meses de la muerte de Diego Armando Maradona, Jazmín Garbini, una empresaria que había conocido al 'diez' tras haberle vendido sillones fabricados por su compañía, habló sobre la obsesión del ex futbolista hacia su persona, quien aseguró, "se había obsesionado conmigo".

“Nosotros hicimos los sillones para La noche del Diez hace un montón de años (...) Una vez él subió un posteo en Instagram en un sillón, y yo le contesté: ‘Diego, tenés que tener un sillón Jazmín'. Me contactaron para decirme que Verónica vio mi posteo y que necesitaban una butaca”, aseguró Garbini en diálogo con Los Ángeles de la Mañana, y agregó detalles sobre su visita a la casa de Maradona.

“Nos recibió bárbaro, se sentó y se fumó un habano. Yo subí todas las fotos a mis redes porque no todos los días conocés a Maradona. Después me pidió un sillón y se lo llevamos. Nos quedamos hablando mucho de los perros porque yo tengo siete perros y él tenía un cachorrito”, señaló la empresaria.

En ese sentido, la mujer profundizó respecto a su relación con el 'diez' y aseguró que él "insistió para que yo volviera, para que fuera a tomar unos mates"

"Nos mandábamos audios en los que nos matábamos de risa. Yo le dije que en algún momento pasaba a verlo, con mucho respeto y mucha admiración. Yo nunca tuve intenciones de tener algo, pero se había obsesionado conmigo y quería conocerme”, manifestó.

Por último Jazmín, como le decía Diego, aseguró que cuando se enteró de la muerte de quien llevara a la selección argentina a su último campeonato del mundo, tanto ella como su familia quedaron muy sorprendidos y dolidos "porque habían tenido la posibilidad de conocerlo y fue un encuentro muy agradable".

El día del fallecimiento, cabe destacar, la hermana de Matías Morla la llamó por teléfono para contarle: “Ayer Diego estuvo todo el día preguntado por vos... Me dijo que había sido la última mina en la que había pensando Maradona. Me impactó un montón. No te pasa todos los días eso en la vida”.