La primera adaptación cinematográfica de Resident Evil se estrenó en 2002 dirigida por Paul W.S. Anderson y protagonizada por Milla Jovovich, Michelle Rodríguez y Ryan McCluskey. A lo largo de los años la franquicia continuó creciendo y se estrenaron un total de 6 largometrajes en la pantalla grande.

Ahora, cuatro años después del estreno de su último film, "Resident Evil: Capítulo final", Netflix ha decidido adquirir los derechos de producción para hacer una serie spin-off de la saga. La primera temporada contará con 8 episodios y contará la historia de las hermanas Jade y Billie Wesker y se ubicará en dos lineas temporadales diferentes. 

Como podrán imaginar los fanáticos del videojuego, ambas hermanas son hijas de Albert Wesker, pero nunca aparecieron en los juegos. Netflix ya reveló la primera sinópsis de la serie y dice lo siguiente: 

"En la primera línea de tiempo, las hermanas de catorce años Jade y Billie Wesker se mudan a New Raccoon City. Una ciudad corporativa fabricada, que se les impuso justo cuando la adolescencia estaba en pleno apogeo. Pero cuanto más tiempo pasan allí, más se dan cuenta de que la ciudad es más de lo que parece y que su padre puede estar ocultando oscuros secretos. Secretos que podrían destruir el mundo.

Corte a la segunda línea de tiempo, más de una década en el futuro: quedan menos de quince millones de personas en la Tierra. Y más de seis mil millones de monstruos: personas y animales infectados con el virus T. Jade, que ahora tiene treinta años, lucha por sobrevivir en este Nuevo Mundo, mientras los secretos de su pasado, sobre su hermana, su padre y ella misma, continúan acechándola."

Aún no se sabe qué actrices interpretarán a las protagonistas ni a los personajes secundarios. Por otro lado, Netflix confirmó que el showrunner de la serie será Andrew Dabb (creador de la serie Supernatural). En un comunicado, el cineasta confesó: "Resident Evil es mi juego favorito de todos los tiempos. Estoy increíblemente emocionado de contar un nuevo capítulo en esta increíble historia y llevar la primera serie de Resident Evil a los miembros de Netflix de todo el mundo"