CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Luego de haber protagonizado una impactante campaña fotográfica para visibilizar sobre la violencia de género y los femicidios, la actriz Florencia Peña habló este lunes sobre la polémica generada por las imágenes, y se quebró en llanto al recordar las críticas recibidas.

“Soy una gran observadora de la realidad, una mujer empática, que me afecta muchísimo todo lo que está pasando, que me da mucha tristeza que haya mujeres que mueren todos los días en la Argentina. Desde mi humilde lugar de mujer social y de actriz, entendí que estaba bueno ponerle el cuerpo”, había explicado la conductora de Flor de Equipo respecto a la fotografía que fue tapa de la Revista Gente, donde se la ve con el rostro cubierto de los nombres de las mujeres que fueron víctimas de femicidio en lo que va del año junto a la leyenda “Ni una más”.

Esta mañana, y tras las fuertes críticas lanzadas hacia la campaña, Peña rompió el silencio en diálogo con el programa radial La Negra Pop. "Siento que una figura como la mía interpela mucho al feminismo, lo bueno y lo malo. Hay una idea prefijada de cómo debería ser una mujer feminista. Y no tiene nada que ver con la imagen que doy yo. Creo que ahí hay una ruptura”, reflexionó.

Por otro lado, aseguró que según su parecer, muchas personas no le perdonan haber realizado la campaña porque “es frívola, la que muestro el culo, la que cosifica a las mujeres, la que sale en revista Gente que es machirula”, y estaba levantando "una bandera que no correspondía”.

“Feministas grosas a las que admiro, a las que sigo en redes, en mensaje privado me han tratado de una manera espantosa”, agregó y sumó: “El debate está en que no es Inés Estevez la que lo hace, sino Florencia Peña”, previo a recordar que había sufrido “violencia mediática” cuando se filtró un video que pertenecía a su intimidad.

“Cuando mi video se empezó a viralizar, yo la pasé horrible. Pero me hicieron sentir que me lo merecía, por puta, por ser una actriz que mostró las tetas. Eso me pasó y yo me la creí porque me la pasaba defendiendo de algo que no tenía la culpa”, recordó entre lágrimas.

“Les juro que esta producción la hice con mis herramientas de actriz, con el corazón para tratar de ver si a alguien le sirve. No me imaginé nunca los bailes de mierda que iba a recibir de gente que no me conoce, no sabe ni cómo vivo la vida, ni mis maneras, ni cuáles son los temas que me preocupan”, cerró.